Geoportal FIPRODEFO > Plan de Ordenamiento Forestal Metropolitano (POFMET) > Guia de plagas forestales urbanas > Enfermedades > Nematodo del anillo rojo (Bursaphelenchus cocophilus)

Clasificación

Reino: Animalia
Fillum: Nematoda
Clase: Secernentea
Orden: Tylenchida
Familia: Aphelenchoididae
Género: Bursaphelenchus
Especie: cocophilus
Nombre Científico: Bursaphelenchus cocophilus (Cobb) Baujard 1989.

Tipo de daño: Enfermedad del anillo rojo de la palma
Zona del daño: en tallos y hojas

Es un nematodo causante de la enfermedad del anillo rojo de la palma y es transmitido por el picudo de la palma Rhynchophorus palmarum.

Las hembras y machos adultos de esta especie de nematodo pueden llegar a medir hasta 1 mm de longitud y en la cabeza tienen un estilete con el que se alimentan.

Su ciclo de vida dura de 9 a 10 días y consiste en huevo, cuatro estadíos juveniles y un estadío adulto. El vector que es el gorgojo, oviposita sus huevos en los internodos o las axilas de las palmas junto con los nematodos del tercer estadío y cuando llueve los nematodos se pueden introducir en las heridas de la palma. Solo se requieren de 10 a 50 nematodos para infectar una palma con heridas abiertas.

Coco (Cocos nucifera), Palma datilera (Phoenix dactylifera), Palma real (Roystonea regia), Palma (Roystonea oleracea), Palma de las canarias (Phoenix canariensis).

 

Los síntomas van desde amarillamiento o marchitamiento de las hojas inferiores hasta una progresiva muerte ascendente.

Las palmas infectadas muestran por lo general un acortamiento del tamaño de las hojas y amarillamiento cuando la infestación es menor y hay una reducción del crecimiento de la planta; esto se debe a que los parásitos se distribuyen en el tejido parenquimatoso de tallos y hojas, y bloquean la savia de los tejidos vasculares, que causa un rompimiento de los mismos y forman cavidades intercelulares. Se observa, al hacer un corte transversal de la palma, un anillo rojo en el tronco de la planta, mientras que las hojas se pueden observar manchas en la base de los peciolos de las hojas.

La mayor cantidad de daños se presentan durante la temporada de lluvias, ya que los nemátodos se benefician con la humedad y prefieren palmas que crecen en suelos arcillosos; mientras que casi no se presentan daños durante la sequía y sobre suelos arenosos.

Se han realizado muy pocos estudios sobre los agentes biológicos que pudieran contribuir al control biológico de B. cocophilus. Se han probado que algunas cepas de Bacillus sp., Trichoderma sp. y Pseudomonas sp. que han tenido alto porcentaje de mortalidad en la población del nematodo en laboratorio por lo que pueden ser usados como agentes potenciales de control.

El manejo principal es indirecto ya que se realiza el control de su vector Rynchophorus palmarum:

Por lo general se erradican las palmas infectadas y se quema el material o se aplica algún insecticida, también se les puede aplicar un herbicida. También se realiza el trampeo mediante atrayentes de los adultos del gorgojo (R. palmarum), para reducir su población.