Geoportal FIPRODEFO > Plan de Ordenamiento Forestal Metropolitano (POFMET) > Guia de plagas forestales urbanas > Enfermedades
Cabellos de ángel (Cuscuta Costaricensis)
Clasificación Reino: Plantae División: Magnoliophyta Clase: Magnoliopsida Orden: Solanales Familia: Convolvulaceae Género: Cuscuta Especie: costaricensis Nombres Científicos: Cuscuta costaricensis Yunck (1932) Tipo de daño: Planta parásita obligada Zona del daño: en tronco, ramas
Cancro (Botryosphaeria dothidae)
Clasificación Reino: Fungi División: Ascomycota Clase: Dothideomycetes Orden: Botryosphaeriales Familia: Botryosphaeriaceae Género: Botryosphaeria Especie: dothidea Nombre científico: Botryosphaeria dothidea (Moug. Ex Fr.) Ces. & De Not, 1863 Tipo de daño: Cancro y muerte descendente Zona del daño: copa, tronco y raíces
Cancro del ciprés (Seiridium unicorne) (Cooke & Ellis) B. Sutton
Clasificación Reino: Fungi División: Ascomycota Clase: Sordariomycetes Orden: Amphisphaeriales Familia: Pestalotiopsidaceae Género: Seiridium Especie: unicorne Nombre científico: Seiridium unicorne (Cooke & Ellis) B. Sutton (1975) Tipo de daño: Cancro Zona del daño: en troncos y ramillas
Cancro del eucalipto (Chrysoporthe cubensis)
Clasificación Reino: Fungi División: Ascomycota Clase: Sordariomycetes Orden: Diaporthales Familia: Cryphonectriaceae Género: Chrysoporthe Especie: cubensis Nombre Científico: Chrysoporthe cubensis (Bruner) Gryzenhout & M.J. Wingfield (2004) Tipo de daño: Pudrición Zona del daño: en tronco
Cancro resinoso (Fusarium circinatum)
Clasificación Reino: Fungi División: Ascomycota Clase: Sordariomycetes Orden: Hypocreales Familia: Nectriaceae Género: Fusarium Especie: circinatum Nombre Científico: Fusarium circinatum Nirenberg & O´Donnell (1998). Tipo de daño: Cancro Zona del daño: Raíces, tallo, ramas.
Corona de agallas (Agrobacterium tumefasciens)
Clasificación Dominio: Bacteria Fillum: Protobacteria Clase: Alphaproteobacteria Orden: Rhizobiales Familia: Rhyzobiaceae Género: Agrobacterium Especie: tumefasciens Nombre Científico: Agrobacterium tumefasciens Smith & Townsend, 1907 Tipo de daño: Tumoración Zona del daño: en tronco
Dragón amarillo de los cítricos HLB (Candidatus liberibacter)
Clasificación Dominio: Bacteria Fillum: Protobacteria Clase: Alphaproteobacteria Orden: Rhizobiales Familia: Rhyzobiaceae Género: Candidatus Especie: liberibacter Subespecies: asiaticus, africanus, americanus Nombres Científico: Candidatus liberibacter Jagoueix et al., 1997 Tipo de daño: Huanglongbing de los cítricos “Dragón amarillo” (HLB), Greening o Reverdecimiento. Zona del daño: en tronco, ramas, en hojas, en frutos
Gorrión casero (Passer domesticus)
Gorrión casero Clasificación Reino: Animalia Fillum: Chordata Clase: Aves Orden: Passeriformes Familia: Passeridae Género: Passer Especie: domesticus Nombre científico: Passer domesticus (LINNAEUS, 1758)

Hongos fitopatogenos.

Los hongos son pequeños organismos productores de esporas, generalmente microscópicos, eucarióticos, ramificados y a menudo filamentosos que carecen de clorofila y que tienen paredes celulares que contienen quitina, celulosa, o ambos componentes. La mayoría de las 100 000 especies de hongos conocidas son estrictamente saprófitas y viven sobre la materia orgánica muerta, a la que descomponen.
Más de 8 000 especies de hongos producen enfermedades en las plantas. Todas las plantas son atacadas por algún tipo de hongo, y cada uno de los hongos parásitos ataca a uno o más tipos de plantas.

Algunos hongos crecen y se reproducen sólo cuando establecen una cierta asociación con las plantas que les sirven de hospedante, durante todo su ciclo de vida estos hongos se conocen como parásitos obligados o biótrofos.

Otros requieren de una planta hospedante durante una cierta etapa de su ciclo de vida, el cual lo pueden concluir desarrollándose en materia orgánica muerta o bien creciendo y reproduciéndose tanto en materia orgánica muerta como en plantas vivas.

Nematodos.

En construcción.

Plantas parásitas.

Se conocen más de 2 500 especies de plantas superiores que viven como parásitas de otras plantas. Estas plantas parásitas producen flores y semillas semejantes a las que forman las plantas que parasitan. Pertenecen a varias familias botánicas taxonómicamente separadas entre sí y varían considerablemente en cuanto al grado de dependencia que tienen sobre sus plantas hospedantes. Algunas de ellas, como es el caso de los muérdagos, son epífitas más que parásitas debido a que tienen clorofila y raíces y pueden, por lo tanto, elaborar su propio alimento a partir de bióxido de carbono y agua, pero dependen de sus hospedantes en lo que se refiere a ciertos minerales disueltos y quizá a algunas substancias orgánicas. Algunos (como los muérdagos), tienen clorofila, pero no raíces y obtienen el agua y todos los minerales que
necesitan de sus hospedantes, aunque pueden producir todos los carbohidratos en sus tallos y en sus hojas verdes. Sin embargo, algunas otras plantas superiores parásitas, que carecen de raíces
verdaderas y tienen poca o ninguna clorofila, dependen totalmente de sus hospedantes para sobrevivir (por ejemplo, la cuscuta). Un número relativamente reducido corto de las plantas superiores parásitas conocidas producen enfermedades importantes en los cultivos agrícolas o en los árboles forestales.

Plantas parasitas

Procariontes.

En general, los procariontes son microorganismos unicelulares que tienen una membrana celular o bien una membrana y una pared celulares rodeando al citoplasma; este último contiene pequeños ribosomas (70S) y material genético (DNA) que no están rodeados por una membrana, es decir, no están organizados en un núcleo. Las células de todos los demás organismos (eucariontes) poseen organélos limitados por una membrana (núcleo, mitocondrias y, en las plantas únicamente, cloroplastos).
Dos clases de procariontes ocasionan enfermedades en las plantas: las bacterias, que tienen membrana celular y una pared celular rígida y, con frecuencia, uno o más flagelos, y los mollicutes, u organismos semejantes a microplasmas, los cuales carecen de pared celular y sólo poseen una membrana unitaria típica. Las bacterias fitopatógenas se han conocido desde 1882; son, con mucho, el grupo más grande de procariontes fitopatógenos, causan varios síntomas de enfermedad en las plantas y son los procariontes fitopatógenos que mejor se conocen.

Bacterias y Fitoplasmas

Virus.

Los virus son nucleoproteínas que son demasiado pequeñas como para poder observarlos en el microscopio óptico, que se propagan sólo en el interior de células vivas y que tienen la capacidad de producir enfermedad. Todos los virus son parásitos de las células y producen una multitud de enfermedades a todas las formas vivientes, desde las plantas y animales unicelulares hasta los grandes árboles y los mamíferos. Cerca de una cuarta parte de todos los virus conocidos atacan y producen enfermedades en las plantas. Un solo virus puede infectar a una o varias docenas de diferentes especies de plantas y cada especie vegetal puede ser atacada por muchas clases distintas de virus. Con frecuencia, una planta puede también ser infectada por más de un virus al mismo tiempo.

Los virus de las plantas difieren ampliamente de todos los demás fitopatógenos no solo en tamaño y forma, sino también en la sencillez de su constitución química y estructura física, método de infección, propagación, translocación dentro del hospedero, diseminación y los síntomas que producen sobre el hospedero. Debido a su tamaño pequeño y a la transparencia de su partícula, los virus no pueden observarse ni detectarse mediante los métodos utilizados para otros patógenos. Los virus no son células ni constan de ellas.

Virus