Geoportal FIPRODEFO > Plan de Ordenamiento Forestal Metropolitano (POFMET) > Guia de plagas forestales urbanas > Plagas > Piojo harinoso (Planococcus citri)

Clasificación

Reino: Animalia
Fillum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Hemiptera
Suborden: Sternorrhyncha
Familia: Pseudococcidae
Género: Planococcus
Especie: citri
Nombre científico: Planococcus citri (Risso, 1813)

Tipo de daño: chupador de savia
Zona del daño: fuste, ramas y fruto.

P. citri es la especie de pseudococcido más cosmopolita. Está reportado en más de 87 países pertenecientes a todos los continentes, por lo que resulta difícil establecer su lugar de origen. Se encuentra en todas las regiones tropicales y subtropicales, mientras que en climas fríos solo se encuentra en invernaderos.

Se sospecha que su origen pudiera ser el Extremo Oriente, de donde pasó al norte de África en el siglo VI, cuando los árabes introdujeron los naranjos en esa región, o bien fue por los navegantes portugueses diez siglos después al importar plantas de cítricos de aquella procedencia.

Presenta un acentuado dimorfismo sexual, el color del macho varia del amarillento al marrón rojizo con las antenas y las patas más pálidas. Las antenas están compuestas por diez artejos. Las dimensiones del cuerpo son de 0,95 a 1 mm de longitud y de 0,2 a 0,3 mm de ancho. La hembra es de forma oval, fuertemente convexa en el dorso. Está cubierta por una secreción de cera blanca en forma de polvo harinoso que deja percibir la segmentación del cuerpo. El borde del mismo presenta 17 pares de prolongaciones céreas laterales cortas, de igual longitud y equidistantes, el cuerpo es color amarillo. El huevo es de color rosa pálido, perfectamente oval, con dimensiones de 0,29 mm de longitud y 0,18 mm de ancho. Se hallan unidos con otros por filamentos céreos muy finos que forman la masa ovígera.

Tras la eclosión de los huevos el desarrollo de los machos y las hembras es idéntico durante los dos primeros estadíos ninfales, divergiendo a partir de ese momento. Las hembras completan un estadío ninfal más, antes de llegar al estado de adulto. Como hembras neoténicas, las hembras tienen un aspecto similar al de las ninfas. Antes de cada muda, las ninfas dejan de alimentarse durante el periodo de tiempo en el que el aparato bucal no está funcional.

Los machos dejan de alimentarse al final del segundo estadío de desarrollo, momento en que segregan una cápsula cerosa, en el interior de la cual permanecerán hasta completar su desarrollo. Tras su emergencia, los machos permanecerán durante dos o tres días dentro de la capsula, tiempo necesario para que se formen los apéndices anales y se complete la esclerotización del tegumento. A diferencia de las hembras, el macho no se alimenta, ya que el aparato bucal no es funcional, su periodo de vida libre es de siete días.

P. citri puede presentar hasta 7 generaciones al año.

Es una especie muy polífaga, alimentándose de multitud de especies vegetales perteneciente a familias botánicas muy diferentes entre sí, se ha citado sobre más de 180 especies vegetales, de más de 68 familias botánicas. Ataca tanto a arboles como arbustos, plantas anuales y perennes.

A pesar de ser tan polífago, ser considera plaga solo en algunos cultivos tales como en cítricos, vid, café, cacao, higuera, granado, mango, macadamia, maracuyá, plantas tropicales y ornamentales (Ficus sp. Palma, Areca sp. La planta de Madabascar Dracaena sp. Etc.)

Produce daños directos e indirectos. Los directos son debido a las manchas cloróticas que producen en los frutos cuando se alimentan de estos, estos daños se suelen observar cuando hay frutos en contacto.

Los indirectos son debido a la secreción de melaza, a partir de la cual se desarrolla la fumagina que cubre los frutos, hojas y ramas, disminuyendo la capacidad fotosintética de las hojas y la calidad de la fruta.

Los daños que produce P. citri son derivados de su alimentación sobre la planta. Tiene estiletes los cuales inserta en el tejido vegetal para alimentarse del floema. La introducción de los estiletes va acompañada por la inyección de saliva, que contiene aminoácidos libres, enzimas hidrolíticas y enzimas oxidativas. Esto puede ocasionar la aparición de manchas cloróticas, decoloraciones e hipertrofia en la corteza del fruto.

Planococcus citri se considera una plaga importante de los cítricos en todo el mundo. Puede ocasionar manchas cloróticas, decoloraciones e hipertrofias en la corteza del fruto, otro daño atribuido a la alimentación es cuando se sitúa en el cáliz de los frutos recién cuajados puede provocar su caída prematura, también la caída de botones florales y frutos recién formados.

El desarrollo de fumagina sobre hojas y frutos provocan la disminución de la tasa fotosintética y la respiratoria.

Los parasitoides Anagyrus pseudococci y Leptomastidea abnormis, y el coleóptero coccinélido Cryptolaemus montrouzeri.

Control Biológico: Se recomienda el uso de control biológico, liberaciones masivas del escarabajo Cryptolaemus montrouzeri los cuales son depredadores eficaces para su control, los parasitoides Anagyrus pseudococci y Leptomastidea abnormis.

Control Químico: Control químico. Normalmente se realiza en viveros y plantaciones nuevas, cuando es necesario. Por lo general no existen problemas de gran magnitud en plantaciones de más de 5 años. La época oportuna para realizar el control es el verano. Entre los productos usados figuran mercaptotion 100 E al 2%; metidation 40 E al 1%; dimetoato 40 E al 1,5% y clorpirifós 48 E al 1,5%. Los insecticidas fosforados se pueden usar todo el año, siempre que la temperatura ambiente sea superior a 18°C. También pueden emplearse aceites emulsivos al 1-1,5%. La época adecuada de aplicación de los aceites es desde mediados de diciembre a mediados de marzo. No conviene aplicar en horas de mucho calor (11:00 a 15:00 horas). Cuando se utilizan mezclados con insecticidas se debe reducir la dosis de ambos a la mitad; no se mezcla con azufre porque es fitotóxico. Conviene esperar 30 días entre una aplicación de aceite y una de azufre, y viceversa.