Geoportal FIPRODEFO > Plan de Ordenamiento Forestal Metropolitano (POFMET) > Guia de plagas forestales urbanas > Plagas > Periquito del nance (Membracis mexicana)

Clasificación

Reino: Animalia
Fillum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Hemiptera
Suborden: Auchenorrhyncha
Familia: Membracidae
Subfamilia: Membracinae
Género: Membracis
Especie: mexicana
Nombre científico: Membracis mexicana (Guerin-Meneville, 1829) 

Tipo de daño: Succionador de savia
Zona del daño: fuste, ramas y fruto.

Los adultos son solitarios, pero las ninfas forman agrupaciones que succionan la savia de las plantas y eliminando los azucares por el abdomen, por lo cual son atendidas por hormigas que buscan las sustancias azucaradas para alimentarse.

Las ninfas en el primer instar son completamente negras, las cuales al ir desarrollándose cambian completamente su color a blancas, con tres puntos negros en la región latero-dorsal y un cinturón rojizo que separa la región torácica de la abdominal, esta última presenta una serie de cerdas en pares en la región dorsal del abdomen en cada segmento abdominal. El protórax se va desarrollando en cada muda de la ninfa, dándoles la forma típica de los membrácidos.

Depositan sus huevos en tallos jóvenes y luego cubren las masas de huevos con una sustancia blanca.

Mango (Mangifera spp.), Nance (Byrsonima crassifolia), Papaya (Carica papaya), Lichi (Litchi chinensis), Anona (Anona muricata), lluvia de oro (Cassia fistula),  y granado (Punica granatum).

El exceso de azucares exudado por las ninfas se impregna en el follaje por lo que es característico ver el haz y envés de las hojas cubiertos por una ligera capa de miel que le da un aspecto brilloso a las hojas. Cuando el ataque ya es más avanzado se puede observar las hojas cubiertas de una sustancia grisácea.

El periquito del nance realiza sus puestas en las ramas jóvenes del árbol dentro de una excrecencia blanquecina de textura blanda y cerosa, debajo de la cual aparece una lesión necrótica. Al emerger las ninfas de la puesta, se dirigen hacia las puntas de las ramas jóvenes donde se hacinan en grupos y se alimentan de la savia de los tejidos. Cuando el ataque es sobre ramas florales puede detener el desarrollo de la inflorescencia y el fruto, llegando a provocar la caída de frutos ya formados.

Aunque no se sabe que provoquen la muerte de sus hospederos, si causan debilitamiento, pueden transmitir enfermedades por patógenos y disminuyen la calidad estética del arbolado.

Frecuentemente se asocian con la hormiga dulcera, en una especie de comensalismo, donde la hormiga protege a las ninfas de posibles depredadores, a cambio de aprovechar las sustancias dulces que los periquitos expulsan por el ano, como respuesta a un exceso de savia de la que se alimentan. Sin embargo, se presenta un daño secundario debido a los hongos saprófitos que producen las “fumaginas” (Ascomycetes: Capnodiaceae), que limitan la fotosíntesis en las hojas.

En Nayarit, es una plaga importante en el nanche y ha sido observada también en litchi (Litchi chinensis Sonn.) y sapote prieto (Diospiros digyna Jacq.) con los mismos efectos de la fumagina.

El uso de insecticidas sistémicos de la familia de los nicotinoides pueden ser una buena medida de control para este insecto en fase adulta y de ninfa.