Geoportal FIPRODEFO > Plan de Ordenamiento Forestal Metropolitano (POFMET) > Guia de plagas forestales urbanas > Plagas > Escarabajo grabador del pino (Ips spp. Y Pseudips mexicanus)

Clasificación Ips spp. / Pseudips mexicanus

Reino: Animalia
Fillum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Coleoptera
Suborden: Polyphaga
Familia: Curculionidae
Subfamilia: Scolytinae
Géneros: Ips / Pseudips
Especies: spp. / mexicanus
Nombres científicos: Ips spp. / Pseudips mexicanus

Tipo de daño: Descortezador
Zona del daño: fuste

A los escarabajos descortezadores del género Ips y Pseudips se les conoce como escarabajos grabadores, porque los adultos graban la superficie externa del xilema del hospedante cuando construyen galerías.

Las larvas son blancas, con la cabeza marrón, encorvadas, gruesas y sin patas.

Las pupas, son ovaladas y se les puede distinguir cada una de las partes externas del cuerpo como lo son: las piezas bucales, patas, antenas y alas; son de color blanco y generalmente se encuentran en medio de la corteza de sus hospederos.

Los adultos son escarabajos pequeños de 2.5 mm a 9 mm en las especies de mayor tamaño, la parte posterior de los élitros presentan una depresión cóncava y espinas en sus bordes, el número de espinas es pieza clave para su identificación específica, su cuerpo es robusto y el color en adultos maduros es café rojizo muy oscuro, casi negro, mientras los adultos inmaduros son café claro.

El número de generaciones por año varia con la altitud, es mayor conforme estén ubicados en lugares más bajos. Los machos inician la infestación al penetrar a la corteza para llegar a la zona del cambium en donde excavan una cámara de 1 a 1.5 cm. De diámetro, que sirve para copular con las hembras que llegan posteriormente atraídas por feromonas liberadas por el macho.

Después de copular, las hembras construyen galerías rectas, ovipositando, a ambos lados de las mismas, un huevecillo en nichos casi contiguos, donde pueden depositar de 100 a más huevecillos.

Las larvas, después de su nacimiento, construyen galerías individuales entre el floema y el cambium. Las larvas maduras hacen cámaras ovales en las cuales pasan al estado de pupa y luego, los nuevos adultos emergen a través de la corteza.

Varias especies de pino (Pinus spp)

 

En la superficie de la corteza de los arboles afectados aparecen montículos de aserrín y/o grumos de resina color rojizo. Hay cambio de coloración del follaje iniciando en la parte terminal. Las puntas de las ramillas comienzan a doblarse, las copas van cambiando de color, secreción de resina en el tronco, follaje rojizo, alimonado y con síntomas de daño.

Causa la muerte de árboles jóvenes, infesta toda la longitud del fuste, aunque su ataque lo inicia de la punta del árbol hacia abajo; en los árboles maduros la infestación causa la muerte de la punta.

Los árboles afectados por sequía, enfermedades o heridas son los más propensos a sufrir daños. El daño directo que ocasiona es la muerte de los arboles; debido a que estos insectos introducen hongos manchadores de la madera principalmente de género Ceratosystis, que provocan la obstrucción de los sistemas de conducción de agua y nutrientes que contribuyen de manera importante en la muerte del árbol, la cual ocurre en pocos días. Por su misma naturaleza de ciclo rápido se tienen infestaciones de árboles vecinos, por lo que los manchones de arbolado plagado pueden ser muy grandes.

Los enemigos principales de los grabadores del pino son los escarabajos depredadores Temnoscheila virescens y Enoclerus arachnodes entre otros de menor importancia.

Control Cultural

Uno de los métodos de prevención de tipo cultural puede ser plantar o sembrar especies de pinos nativos, como lo son Pinus oocarpa, P. luzmariae, P. devoniana y P. lumholtzii. Los cuales son especies que, al ser nativos del ANP Bosque la Primavera, ya están adaptados a las condiciones climáticas de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Evitar el estrés del arbolado, principalmente por sequía, un riego adecuado mantiene al pino hidratado adecuadamente y es más resistente a problemas de descortezadores.

Control químico

Los insecticidas más eficaces y que están autorizados para el control de descortezadores en bosque natural y plantaciones forestales son la Bifentrina Veltar y la Deltametrina, la aplicación de estos químicos es precedida de una serie de pasos establecidos en la NOM-019-SEMARNAT-2006 que establece los lineamientos de los métodos para el combate y control de insectos descortezadores. Pero estos métodos no son viables para zonas urbanas por lo cual la mejor opción para el control de descortezadores por medio de insecticidas es mediante el uso de equipo de inyección, pero dado que este método es muy costoso se recomienda solo para arboles de gran valor o representativos.

Control biológico

En la actualidad existe un avance notable en el conocimiento y uso de hongos entomopatógenos, incluso existen productos comerciales formulados para algunas de las principales plagas agrícolas; sin embargo, para escarabajos descortezadores esta línea de investigación ha sido poco estudiada, recientemente se realizaron pruebas con el huso del hongo Trichoderma sp. del cual una sepa aislada de un descortezador encontrado en campo; logró causar el 100% de la mortandad, pero posiblemente todavía falte algo de tiempo para que la utilización de Trichoderma sp. Pueda ser utilizado en un programa de manejo integrado de plagas para el control de descortezadores.